“LA GENTE ESTÁ MURIENDO NO DE LA INFECCIÓN, SINO DE LA RESPUESTA INMUNOLÓGICA PROVOCADA POR EL VIRUS”

Joaquín Dopazo es el director del Área de Bioinformática Clínica de la Fundación Progreso y Salud, en Sevilla y líder del grupo Machine Learning para combatir enfermedades raras que utiliza la inteligencia artificial para analizar enfermedades poco frecuentes y hallar una cura. Debido a la pandemia del nuevo coronavirus, todos los esfuerzos del equipo de Dopazo están destinados a identificar dianas terapéuticas y fármacos potenciales contra el SARS-CoV-2.

“La gente está muriendo no de la infección, sino de la respuesta inmunológica provocada por el virus”

El primer paso es crear un modelo matemático del mecanismo de la enfermedad que representa lo que a nivel genético le ocurre al individuo que padece COVID-19. Este modelo ha sido desarrollado por el consorcio científico internacional Disease Maps, del que forma parte el equipo de Dopazo.  A partir de ello, el equipo de Dopazo utilizan un algoritmo de aprendizaje automático (machine learning) para identificar las proteínas involucradas y a continuación cruzan esta información con una base de datos de fármacos que ya se utilizan para tratar otros trastornos.

“Así comprobamos si algunas de las proteínas detectadas son dianas terapéuticas de medicamentos aprobados para otras indicaciones – explica Dopazo –, y concluimos que estos tratamientos podrían actuar sobre los mecanismos que provocan los daños de COVID-19”.

Dopazo, quien en 2018 recibió una Ayuda para Equipos en Big Data de la Fundación BBVA,  señala que que al llevar años utilizando este método, ya tienen mucha experiencia en analizar todo el proceso de una enfermedad. Esto les permite no solo comprender  el mecanismo del propio virus, sino las reacciones que desencadena el Sars-CoV-2 en el organismo. “Hay que tener en cuenta – añade Dopazo – que la gente está muriendo no de la propia infección, sino de la brutal respuesta inmunológica provocada por el virus, que desencadena un proceso de inflamación letal”.

De momento, aunque los resultados todavía son preliminares, mediante la aplicación del programa el equipo liderado por Dopazo ya ha logrado identificar hasta unos 390 fármacos potenciales que podrían actuar sobre dianas terapéuticas del virus y el proceso de infección.

De hecho, cuatro de los medicamentos recomendados por el sistema de inteligencia artificial con una puntuación más alta son la cloroquina y la hidroxicloroquina, tratamientos que ya se utilizan contra la malaria, o el antiviral oseltamivir y el inmunosupresor tocilizumab para la artritis reumatoide. Todos ellos se están ensayando ahora mismo contra el coronavirus, aunque de momento no se ha demostrado su efectividad.

“Es interesante que el programa ha recomendado justamente la hidroxicloroquina y la cloroquina – concluye Dopazo –, lo cual te da confianza de que el método funciona, y los demás fármacos que te está recomendando pueden ser válidos. Este tipo de inteligencia artificial nos ayuda a encontrar patrones y relaciones de una manera muy eficaz. Es como un GPS que nos guía en la búsqueda y así podemos apuntar con mucha mayor precisión a la hora de encontrar de posibles dianas terapéuticas. La máquina no hace nada que no pueda hacer el ser humano, pero puede ser muy útil a la hora de ayudarnos a detectar vínculos de causa-efecto sin sesgos, como típicamente hacen las personas”.

 

Noticia Original: Quo.